Empecemos con un poema muy conocido de Yeats . Su lenguaje es sencillo pero tiene una musicalidad (como podrás percibir en este video en el que tenemos el privilegio de escuchar al propio poeta recitándolo) y una belleza tan natural como el paisaje que describe, como los sentimientos que encierra. En buena medida refleja lo que podríamos denominar el "subconsciente colectivo" del pueblo irlandés, el amor por su tierra, la nostalgia por la separación y el alejamiento de la misma, el deseo de volver, vivir y morir en ella. Si lo buscas en un atlas comprobarás que Innisfree no existe; sin embargo, es el epicentro del mapa sentimental de todo buen irlandés.

THE LAKE ISLE OF INNISFREE

I will arise and go now, and go to Innisfree,
And a small cabin build there, of clay and wattles made:
Nine bean-rows will I have there, a hive for the honeybee,
And live alone in the bee-loud glade.

And I shall have some peace there, for peace comes dropping slow,
Dropping from the veils of the morning to where the cricket sings;
There midnight’s all a glimmer, and noon a purple glow,
And evening full of the linnet’s wings.

I will arise now, for always night and day
I hear lake water lapping with low sounds by the shore;
While I stand on the roadway, or on the pavements grey,
I hear it in the deep heart’s core.

(Me levantaré y partiré ahora, partiré hacia Innisfree/ y construiré ahí una pequeña cabaña, hecha de arcilla y zarzas;/ nueve surcos de judías tendré allí, y un enjambre de abejas/ y solitario viviré en el claro rumoroso./ Y algo de paz allí encontraré, pues la paz gotea lentamente/ gotea desde los velos de la mañana hacia donde el grillo canta;/ allí la medianoche es toda un tenue brillo, y el mediodía un fulgor púrpura/ y el atardecer está lleno de las alas del petirrojo./ Me levantaré y partiré ahora, pues siempre, día y noche/ escucho, junto a la orilla, el suave chapotear del agua del lago,/ y mientras permanezco en el camino, o sobre la gris acera/ lo escucho en lo más profundo de mi corazón.)